Seleccionar página

Cuando hablamos sobre renuncia voluntaria o despido, es muy probable que siempre tengamos algunas dudas si llegamos a encontrarnos en esta situación.

En el mundo laboral siempre han existido prácticas que no siempre son justas ni mucho menos éticas para los empleados, pero en ocasiones no se denuncian por falta de conocimiento o para evitar otros problemas.

El más común de los casos es cuando una empresa o patrón presiona a un trabajador para hacer que renuncie o exigirle que firme su renuncia para así evitar entregarle su indemnización.

Esto es algo delicado de lo cual debes estar informado, por ello aquí te hablamos un poco de este tema.

 

¿Qué es la carta de renuncia?

Una carta de renuncia es un documento oficial en donde debe certificarse el término de una relación laboral, es la forma adecuada y legal de presentar la renuncia ya sea por decisión personal, enfermedad o cualquier razón que tenga el trabajador. 

Debe ser una carta voluntaria dirigida al departamento de Recursos Humanos o al jefe y después informarlo de palabra.

Esta debe estar redactada de acuerdo a la ley o reglamento de la empresa y debe respetarse el plazo conocido como preaviso que es de mínimo 15 días y se debe entregar una copia firmada por el jefe de Recursos Humanos.

 

¿Por qué no debes firmarla si te despiden?

En estos casos lo más común es que te pidan firmar la carta de renuncia aunque te estén despidiendo, esto lo hacen para evitar indemnizarte (liquidación), así que si deseas que te paguen lo que te corresponde no debes de firmar.

El que tu patrón te pida hacer esto es una falta grave y si accedes a firmar puedes involucrarte en este problema y además no recibirás tu pago y perderás el derecho a hacer cualquier reclamo.

Si este es tu caso lo primero que debes tomar en cuenta es que no debes pelear, explica la razones por las que no estás dispuesto a firmar y que prefieres que te paguen la liquidación que te corresponde. 

En el caso de que el jefe no quiera pagarte lo mejor es acudir a realizar una denuncia con las autoridades correspondientes y también solicitar asesoría para saber qué hacer en este caso. 

Si se lleva adecuadamente se puede obligar a la empresa o patrón a que te pague como despido injustificado, más aparte tiene que pagar una multa por su falta.

 

¿Qué dice la ley?

La Ley Federal de Trabajo prohíbe expresamente que patrones o empresas obliguen a los trabajadores a firmar documentos en blanco u otros que impliquen la renuncia a sus derechos y/o despidos injustificados. 

También la ley establece que existirán multas para los patrones  que  realicen este tipo de prácticas, las cuales van desde 125 y hasta mil 900 veces el salario mínimo general vigente del periodo correspondiente (que actualmente más o menos sería lo equivalente a 269 mil 230 pesos).

Debes tener claro que esto solo puede aplicar si realizas la denuncia adecuadamente con las autoridades correspondientes, de lo contrario no podrán ayudarte y perderás tu pago de liquidación.